Bachelet, negligencia inexcusable

0
1668

Zeid Al Hussein, Alto Comisionado de DD.HH de la ONU,  antes de dejar su cargo, dejó un informe a su sucesora Michelle Bachelet, esta información la tuvo disponible 3 meses antes de asumir. La principal preocupación de su predecesor, la situación en Venezuela. 

En dicho informe se constatan más de 1.007 casos de violacion a los derechos humanos en Venezuela en el año 2017, comprobados por dicha organización. En el presente año 2019, se registran 100 asesinatos de la Narcodictadura de Nicolás Maduro y alrededor de 1000 presos políticos.

El presidente encargado Juan Guaidó  ha emplazado a la Alta Comisionada a visitar venezuela, pero Bachelet guarda una distancia y un silencio complice con la dictadura de Maduro.

Entre los gobiernos de Chávez y Maduro se registran más de 200.000 mil asesinatos y la cifra aumentará cada día que no pueda entrar la ayuda humanitaria, hay 300.000 venezolanos en riesgo vital que necesitan alimentos y medicamentos. Sin embargo, Nicolás Maduro prohíbe su entrada y la ONU tampoco interviene. Ante la profunda crisis democrática en Venezuela la ONU ha tenido un rol nulo y la Alta Comisionada de DD.HH de la ONU, una negligencia inexcusable. No ha sido capaz de criticar e enfrentar la Narcodictadura, para poner un freno a las violaciones a los derechos humanos.

La única vez que habló la Alta Comisonada Michelle Bachelet, fue ante el triunfo del actual presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, en elecciones libres, democráticas y competitivas. Ella manifestó que estaría muy atenta del respeto a los Derechos humanos en Brasil, cuando su preocupación debía ser Venezuela.

Acá existe una tremenda dualidad moral, atenta con lo que ocurra en Brasil y ¿Qué pasa con lo que ocurre en Venezuela? Es tanto el sesgo ideológico, que es incapaz de condenar una dictadura comunista? Pero estará muy atenta a Brasil, ya que el presidente electo es de derecha.

Claramente la ONU debe refundarse y funcionar de manera eficiente y proactiva ante crisis democráticas, como la actual crisis en Venezuela. De lo contrario no tiene ningún sentido que exista y es un despilfarro de recursos de todos los países miembros, que financian a la ONU.

Creo que Estados Unidos y los países del grupo de Lima deben renunciar a la ONU, dando una poderosa señal al mundo libre. Ya que la actual ONU funciona al servicio de blindar dictaduras comunistas, posee un claro sesgo ideológico que no le permite actuar con la imparcialidad necesaria y está más comprometida con temas donde se pone en riesgo la soberanía de los países.

José Francisco Cuevas V.