El ciudadano Pablo Schwarz

0
46398

Este mediocre actor, es sinónimo de vulgaridad en las redes sociales y además se da el lujo de incitar al odio, llamando a una campaña para atacar por redes sociales al intelectual de derecha Sergio Melnick. El actor regala una entrada y hace un concurso para quienes insulten a Melnick vía twitter y lo peor es que hay personas que participan.

Schwarz, es claramente de ideología de izquierda, le molesta y desagrada la modernidad y desarrollo del modelo económico, se opone a la publicidad, marcas, cines, a las AFP, es un outsider del sistema.

El tema, es que él, tiene una ventaja relevante ya que, al ser activista de izquierda tiene ciertas prebendas como trabajar eternamente en TVN desde el 1992 al 2007.

Habla que es incómodo vivir en Chile, dado los hechos ocurridos durante el régimen militar, de Allende no se refiere, ya que él es útil al sistema. Le molesta sólo la dictadura de Pinochet, las de Maduro y Fidel son el paraíso.

Como estoy cansado de estas batallas ideológicas ganadas por la izquierda y que una persona ocupe su cobardía y agresividad con el sistema contra otro, no me quedaré silente. Callar es otorgar y al socialismo no le otorgo ninguna supremacía moral.

Yo estoy a favor del liberalismo económico y político, con todas sus imperfecciones, he visto y estudiado la catástrofe  del socialismo, no me es indiferente que este personaje público práctique la violencia y tienda a querer coartar las libertades individuales de otros en una red social, en la prensa, en la radio, etc. Quizás como todos se callan, se cree con el derecho hacerlo.

Lo primero, es de cobardes llamar a una barra brava anónima porque es incapaz de ganar un debate de ideas con nadie, me parece además oportunista.

Como Schwarz es mediocre y nunca ha destacado como actor, hace lo que siempre hace la izquierda, atacar a los más exitosos, a los desiguales, a quiénes las marcas quieren auspiciar y como a él no lo auspicia nadie, jamás ha hecho un rol protagónico, es la media para abajo. Tiene resentimiento social y la culpa es de otro ¿De quién?  Del modelo. Esa es la consigna fácil.

Cómo el modelo se basa en el esfuerzo individual y el mérito un mediocre como Schwarz no será existoso, por tanto le carga un modelo dónde los ineptos no sobresalen. A el le gusta la redistribución, el igualitarismo y el aporte suma 0. Claramente el tema de no ser del sistema es lo único que lo podría diferenciar, entonces lo utiliza.

Es totalitario como toda la izquierda, si se piensa distinto, entonces ataca pero jamás sólo como buen hombre de izquierda. Y eso hace ahora, ataca a quien piensa distinto.

Si no te gusta Chile las fronteras están abiertas de par en par, si crees que es malo ser actor en nuestro país, anda a actuar a otro. Eso es la magia del liberalismo.

Mientras yo escriba en mi sitio web financiado por mi, no volverán a ganar batallas intelectuales neófitos cómo  Schwarz y la izquierda. Quién además del punto de vista civil y moral está al debe.

Quiénes creemos en una derecha moderna, la propiedad, la competencia y el mérito, no estamos dispuestos a financiar a parásitos como tú con nuestro esfuerzo.

José  Francisco Cuevas Vila
Ingeniero Comercial UNAB
Máster en Economía UNAB-IEDE
(C) Máster en Economía Política SMC University