¿Debemos celebrar el triunfo del NO?

0
1256

Los políticos chilenos, tienen la obsesión de celebrar todo. Y ahora quieren volver a festejar el triunfo del NO, “donde se recuperó la democracia”, eso dicen y venden.

Si yo fuera Andrés Zaldívar o Juan Pablo Letelier por nombrar solo 2 casos emblemáticos de quienes han vivido toda su vida de los impuestos de los chilenos, con sueldos groseros, claro que deben celebrar. Y en grande, tirar la casa por la ventana.

Los adherentes y miembros de la Concertación, ahora llamados “Nueva Mayoría” se han hecho ricos y poderosos en esta democracia, entre ellos destacar a Lagos,  Walker, Girardi, entre tantos. También en la derecha hay muchos que está democracia los acomodo mucho, como Lavín, Chadwick y Allamand, por nombrar algunos. Ahora si consideran injusta mi afirmación, veamos sus patrimonios antes de entrar en política.

También en la fiesta deben participar todos estos seudo-empresarios que financiaron de manera delincuencial la política, convirtieron a nuestro país en una economía de cárteles y abusan a diario de millones de pymes. SQM y Penta, es sólo una muestra del financiamiento delincuencial de la política.

¿Quiénes también deben celebrar el triunfo del NO? Son los falsos exonerados, los operadores políticos, los corruptos, los activistas de izquierda, quienes han tenido un rol protagónico en esta democracia.

Ahora para la gran mayoría de los ciudadanos que no somos políticos y no vivimos del estado, esta democracia está al debe. Desde el poder judicial, legislativo y ejecutivo.

El poder judicial está en deuda, no existe igualdad ante la ley, es extremadamente garantista y los ciudadanos pacíficos debemos vivir encerrados en nuestras propias casas. Los juicios son eternos, no existe coordinación entre Carabineros y la Fiscalía, dando lugar a fallos inauditos.

El parlamento cada día posee más miembros y mayores niveles de desaprobación, están constantemente legislando de espalda a los ciudadanos y siempre temas que no son de interés nacional. Además que una vez electos Senadores o Diputados, es prácticamente imposible sacarlos de la política, son los mismos de siempre.

El poder ejecutivo, también ha aumentado su tamaño de manera exponencial los últimos años, hay ministros negligentes y siempre sube la presión fiscal. Cada día se crea un nuevo Ministerio, lo cual hace más difícil la relación del individuo con el Estado.

Está fecha se debería usar para reflexionar como ha fallado la actual democracia. Y si tienen algún interés en mejorar, porque así como estamos, esta democracia no funciona.

Considero elemental tener un estado austero, reducir de manera drástica el número de parlamentarios y ministerios, bajar los impuestos, fin definitivo a la reelección, focalizar el gasto público en los más pobres y hacerse cargo de la infancia vulnerada, la tercera edad, salud y vivienda. Con un poder judicial moderno, con Fiscales capaces, Jueces de primer nivel y un sistema orientado a dar garantías a los ciudadanos pacíficos, no a los delincuentes.

Hay muchos ciudadanos que esperamos mucho más de esta democracia, invito a quienes están en el poder a reflexionar y no a celebrar.

 

José Francisco Cuevas V.