El Giro Marxista de Guillier

0
7424

Alejandro Guillier, un tipo independiente, moderado y hasta confiable. Hoy está convertido en una réplica de Nicolás  Maduro, sin petróleo pero igual de trasnochado.

Es de una agresividad sin precedentes cuando está sólo, pero no posee el temperamento necesario cuando es interpelado. ” Ahora se le ocurrió decir con megáfono que meterá la mano al bolsillo a los empresarios ( los concentradores de los ingresos) para que ayuden a hacer patria alguna vez”.

Esto es lamentable, ya que parte de una tesis marxista entre burgueses y proletarios. Entre los dueños del capital y los trabajadores como seres antagónicos, lamentablemente estos términos absolutos y totalitarios, dan a entender qué no existe movilidad social, es no entender que la economía es dinámica y no estática, que las personas pueden progresar. Y quién es de menores ingresos puede ahorrar y adquirir medios de producción y acumular capital y ser un pequeño capitalista. O por otra parte se puede especializar y mejorar sus ingresos.

Pero no existe mayor estímulo y que movilice más a los ciudadanos menos reflexivos y menos educados que el resentimiento. Si más aún se hace creer que la situación de pobreza que experimentan es el motivo de la riqueza de otros. Entonces el resentimiento se transforma en odio, basándose en El 
“Dogma Montaigne”.

“La perversa idea de que la riqueza de alguien proviene de la pobreza de alguien más, es decir, que es imposible poseer algo sin habérselo quitado a alguien más, y que el hecho de que le quitemos algo a alguien implica necesariamente que esa persona este peor”. Donde la economía es suma cero, el cuál es absolutamente falso, no considera el intercambio, la especialización, el comercio, productividad, entre tantos otros aspectos.

Si empezamos a analizar como surgen los empresarios o la iniciativa privada es claramente en función de satisfacer al mercado. Que somos todos nosotros y premiaremos al empresario que lo haga bien y castigaremos a quien lo haga mal. Si un empresario produce algo que nadie demande entonces el resultado será pérdidas o incluso cierre. Y para quien lo hizo bien, beneficios extraordinarios en el corto plazo. Y entonces estimulará a otros empresarios a hacer lo mismo, dominando el mercado quien satisfaga de la mejor manera a los consumidores, a menor precio y mayor calidad.

Para lograr acumular capital suficiente para producir algo debe existir ahorro previo o se debe pedir prestado. El primero, el ahorro implica sacrificar consumo presente y eso tiene un costo que es la tasa de interés que prestarán los ahorrantes a los emprendedores.

Pero los empresarios para producir necesitan del factor productivo por excelencia, sin el cual no se produce ningún bien ni se puede prestar ningún  servicio, que son los “trabajadores“. Sin ellos es imposible producir algún bien o prestar algún servicio.

Los trabajadores cobraremos un salario por nuestro trabajo y a medida que seamos más productivos nuestro salario será mayor y en caso de aumentar los empresarios y proyectos, aumentarán los salarios, ya que tendré mayor demanda por mis servicios.

Por tanto podré optar a una mejor salud, educación, alimentación a medida que aumente mi salario. Con lo cuál se generará movilidad social y parte de estos beneficios asociados al trabajo lo disfrutarán mi señora, hijos, etc. Y lo más importante mi salud, educación y alimentación no dependerá del gobernante de turno. Seré libre

Evidentemente habrán malos empresarios, seudo- empresarios que utilizarán el fraude, pagarán malos salarios y generarán un daño al bienestar de todos. Pero esos malos empresarios deberán contar con una institucionalidad muy débil y con políticos corruptos los cuales los defiendan por medio de prebendas para poder funcionar. De lo contrario es imposible.

Cuál es el principal problema de la tesis marxistas de Guillier, es precisamente que él quiere jugar a ser Dios y reemplazar nuestras decisiones libres y voluntarios. Por tanto el meterá la mano a quién quiera y precisamente lo hará al de mejores resultados, al que satisface al mercado, ya que el lo puede considerar un acumulador de riqueza. Y con eso va a generar menor bienestar y desempleo.

Sobre hacer patria en función al pago de impuestos, es una frase retorcida. Uno puede hacer patria de muchas maneras, dando empleo, innovando, mejorando el bienestar de su comunidad. ¿No sé que tanto a hecho por su patria Guillier para dictar cátedras? hizo unos programas de televisión, fue lector de noticias y ahora es un burócrata trasnochado.

Ahora que ya conocemos al verdadero Guillier candidato Presidencial a 12 días de la elección. Era un lobo disfrazado de oveja.

José Francisco Cuevas Vila
Ingeniero Comercial UNAB
Máster en Economía UNAB- IEDE