IVA Diferenciado Para Pymes

0
722

En las próximas elecciones y durante todo el gobierno han sido las pymes las grandes ausentes de las políticas públicas. Se ha hablado mucho de crecimiento, empleo, aborto, matrimonio igualitario, impuestos pero absolutamente nada concreto sobre las pymes. Que dicho sea de paso son el motor del modelo de liberalismo económico y generan cerca del 80 % del empleo a nivel nacional, empleo de calidad con seguridad social.

Las pymes no han tenido un buen año y los últimos tres  han sido complejos, ya que cuando la economía no crece, no hay inversión, se  pierden oportunidades de negocio, muchas han cerrado, otras minimizan las perdidas y se ajustan, esperando noviembre.

Pero si hay un denominador común que complica a las pymes y se ha vuelto estructural en la economía Chilena, que es el descalce financiero que se les produce ya que una gran mayoría es proveedora de Grandes Empresas que pagan a 60,90 y hasta 120 días y las pymes pagan al contado o máximo a 30 días. Esto genera que las pymes queden sin caja, dado que deben pagar sueldos, imposiciones, IVA, proveedores, mes a mes y no han recibido el pago por el servicio o producto vendido. A sus proveedores deben pagarles a 30 días máximo de lo contratado, si no se ejecuta el trabajo o vende el producto, por tanto no se está en igualdad de condiciones con las grandes empresas.

Y dado que esto ya está incorporado como práctica recurrente y es muy probable que no cambie, me parece necesario rebajar en 5 puntos el IVA a las pymes quedando en un 14% y no un 19%. O en caso contrario se pague el IVA una vez que se haya cancelado la factura, ya que ahí efectivamente se tendrán los fondos. En caso contrario estamos permitiendo que la pyme financie con su capital a las grandes empresas, lo cual es un absurdo.

El Fisco no debe temer a perder por la rebaja en el IVA puntual, ya que esto se compensara con mayor crecimiento económico, por tanto la recaudación fiscal no se vería afectada en el largo plazo. Además el SII posee la categorización de todas las empresas según su segmento, por tanto es completamente viable.

Con esto se puede dar una señal potente a la micro, pequeña y mediana empresa y generar círculos virtuosos que efectivamente propicien el crecimiento de las pymes, las cuales hoy ven limitadas en  su crecimiento.

Y por otra parte mantenemos en las mismas condiciones a las Grandes Empresas sin modificar su estructura de pago.  Sin embargo trasladaremos la presión del SII a la facturación y no será el proveedor quien deba estar permanente cobrando. Se pueden generar beneficios tributarios a los que pagan anticipado, etc.

Lo importante es no perder el foco que se requiere, modificar la legislación para hacer que los emprendimientos sean fundamentales para nuestro país y cuidar a quien emprende. Garantizarle también que el gobierno tendrá políticas pro pyme que no solo faciliten la creación de una empresa, sino que garanticen que no quiebre por malas prácticas empresariales o por una exigencia indebida por parte del Estado.

No se puede decir defender el libre mercado sin apoyar a las pymes, es una contradicción. Además las grandes empresas pueden hacer frente a un mal gobierno, a los ciclos económicos ya que poseen acceso al mercado de capitales a nivel mundial. Pero lamentablemente las pymes no resisten un mal gobierno, por tanto es fundamental tomar medidas.

José  Francisco Cuevas Vila

Ingeniero Comercial UNAB

Máster  en Economía UNAB-IEDE

(C) Máster en Economía Política SMC University

Compartir
Artículo anteriorHomenaje a Allende
Artículo siguientePolarización
Ingeniero Comercial UNAB / Magíster en Economía UNAB- IEDE / (C) Máster Economía Política SMC University