La diminuta izquierda, sin rumbo y al vacío

0
442

La izquierda y sus múltiples rostros o fórmulas de organización y presentación, pretende ordenar a los que las derrotan y así ponerse a decidir nombres, cargos, leyes, reglamentos y hasta embajadas. Se autoproclaman una especie de tribunal sobre el que nadie puede ir en contra, ya que se creen la voz de todos, aunque no hayan recibido los votos necesarios.

La izquierda es como un ventilador malográndose, hace mucha bulla, no sirve, gasta energía y ocupa espacio, siendo fácilmente reemplazable. Lo malo es que sabiéndolo, a veces dejamos que ese ventilador siga destilando odio a todos lados, cuando tenemos el poder de trasladarlo a su lugar final. Pero, somos demócratas, sí, los tontos y buenos que defendemos la democracia y pensamos que los de la izquierda pueden servir de algo, que tienen algunas ideas posibles, que están errados pero son hijos de la misma cuna. Tonterías.

La izquierda no tiene programas ni argumentos más allá del odio, la revuelta, el enfrentamiento social, político, económico y cultural. La izquierda vale nada y sabe que eso la alienta a destruir la más mínima idea o propuesta de valor. Total, no pierden, siguen en lo mismo.

En América latina, la izquierda es una mezcla de mini partidos, extintos sindicatos con eternos dirigentes, magros colectivos, ONGs rumbo a la descomposición, frustrados centros de estudios improductivos de investigaciones de finta y película, grupitos de ambientalistas que no dejan el pucho ni la bombarda, alcahuetes de padres que no los formaron para eso. Que les duele y les duela, ya cansaron tanto tiempo.

En nosotros, los demócratas, reviste la esencia de Patria, la identidad con lo propio, nuestros años de historia, el olor de la tierra y la casa, el pan caliente, la cena en familia, la mesa grande y todos en ella. Nuestros campos, nuestros caminos, el mar, saludarnos y recibir un abrazo. Esos recuerdos y pensamientos construyen una auténtica nación, no los podemos perder en manos de una diminuta, escuálida y vacía izquierda que siembra odio y puede ganar adeptos, sino la pisamos bien fuerte.

Ricardo Escudero

Abogado y Cientista Político Universidad Mayor San Marcos
Director del Instituto del Ahorro Perú
Director Posición. pe