Presidente Piñera: rendición total ante la izquierda

0
3384

Es lamentable, pero era predecible. El presidente Piñera abandona por completo su programa de gobierno y ahora comenzará un proceso para una Nueva Constitución con un Congreso Constituyente, que con un poco de presión será una Asamblea Constituyente. Ello derivará en una reforma al sistema de pensiones, propuso una reforma tributaria a la medida y gusto de los postumados de la Nueva Mayoría y modificó su agenda valórica, es decir llevará a cabo el programa que presentó el candidato Alejandro Guillier, quien perdió las elecciones democráticas, pero le ganó la agenda al gobierno. El Presidente cedió en todo y abandonó a su electorado.

El país es un completo caos, un grupo no menor de inadaptados queman y destruyen todo a su alrededor, inutilizaron el Metro, dañaron Iglesias, quemaron supermercados, industrias y siguen en la calle, no piden autorización alguna para manifestarse, se autodenominan marchas pacíficas, pero todas terminan con saqueos, incendios por doquier y febril destrucción de propiedad pública y privada.

Consecuencia de esto, ya se prevé una importante disminución en el crecimiento económico, el dólar llega a su valor más alto en los últimos 17 años y las pymes que no fueron destruidas, están a media máquina, producto de la anarquía. No se puede trabajar en horarios normales, esto afectará a todos los chilenos, en especial a los más pobres.

También el Presidente hizo varias ofertas que tendremos que financiar todos, digo todos los que trabajamos, y si no se logra el resultado esperado, empezaremos a emitir deuda como los países bananeros o le quitamos la autonomía al Banco Central y emitiremos billetes. Ya cualquier cosa es probable a estas alturas.

¿Podía hacer algo el Presidente ante semejante operación de izquierda? Por supuesto que sí, debía usar todos los instrumentos Constitucionales con que cuenta, para restablecer el orden y lograr que no le bloqueen todas las leyes presentadas, pero comenzó a ceder de a poco. Tal vez quiso ser un ejemplar demócrata, pero la primera obligación del gobierno es garantizar la seguridad y el orden. Para eso tenemos a Carabineros, fuerzas Especiales, PDI y por supuesto nuestras fuerzas Armadas. Un demócrata ejemplar, defiende la democracia y un buen presidente, cumple sus promesas y programa de gobierno.

Ahora si el presidente Piñera cree que con el proyecto de Nueva Constitución volverán todos a sus casas y se terminará la insurrección, es demasiado ingenuo. Debe entender que haga lo haga, nunca será suficiente para la izquierda, todo será poco, atemporal o insuficiente, por el solo hecho que viene desde una iniciativa de un gobierno de derecha. Solo lo quieren ver caer y él cayó en el juego de la izquierda.

Vienen días muy oscuros para nuestro país, tener al Partido Comunista y El Frente Amplio en la Cámara de Diputados y el Senado, era un riesgo para la democracia y la están destruyendo, muchos electos con un 1% o 2%. También la Nueva Mayoría ayuda bastante en esta destrucción. Además algunos políticos de Chilevamos son una verdadera vergüenza en este trance tan crítico.

Un país viable, admirado en el mundo entero, ordenado y próspero se convirtió en 3 semanas en un país en construcción, ahora el mundo nos mira con preocupación y es muy probable que en mediano plazo deje de ser próspero.

Por último, dicen que existe información de intervención extranjera en la desestabilización de nuestro país y tampoco lo investigan. La destrucción del metro a más de 3 semanas no tiene más de 5 detenidos. ¿Existe inteligencia en nuestro país?

La democracia debe defenderse con fuerza y la actual crisis, se debe en gran parte a la rendición absoluta del Presidente ante la izquierda.

Jose Francisco Cuevas V.

jose-francisco-cuevas