Tontos Útiles

0
1878

Durante estos días hemos tenido marchas multitudinarias en todo Chile. Producto del malestar general acumulado por años, quieren cambiarlo todo, es un como un extenso menú o petitorio enorme. Va desde subir el salario mínimo a $ 500.000, mejorar educación, salud, pensiones, bajar el precio de los medicamentos, bajar el precio de los servicios básicos y reducir el precio del TAG. Muchas muy necesarias, el tema es ver cómo se hace y quién se hace responsable después.

He visto las marchas en primera persona y veo muchos jóvenes que no tienen idea porque marchan. No entienden el sistema de pensiones, no saben lo que existió antes en el país, muchos dicen que quieren mejorar la educación pública pero a sus hijos los educan en la educación privada, también toman las banderas de la salud, pero se atienden en Clínicas y no hospitales, no tienen idea que la urgencia de muchos hospitales son tomadas por personas en situación de calle y que los más pobres están obligados a tener una pésima salud y depender de un consultorio de turno. Jamás se han abierto a una solución privada.

Tampoco tienen la más mínima idea como funciona el mercado laboral y pretenden que el mínimo sea equivalente al sueldo de un recién egresado de la educación superior y así con un sin número de cosas del enorme petitorio.

El TAG es un abuso y debe arreglarse, ya más que se pagó esa inversión y ahí no hay otra lectura. Respecto a los medicamentos hay que tomar como política pública la importación de medicamentos y generar más competencia, en farmacias y laboratorios. Fijar los precios o subsidiar no es el camino.

Ahora esta coyuntura social está siendo utilizada por la izquierda, quién ve en estos tontos útiles, la posibilidad de generar la mayor masa crítica para presionar al gobierno, además el Frente Amplio y Partido Comunista preparan Acusación Constitucional contra el Presidente para destituirlo.

En general la izquierda y el partido comunista son muy unidos y disciplinados, ven acá la gran oportunidad de llegar al poder e imponer una Asamblea Constituyente, lo cual nos acerca a Venezuela y no a los países de la OCDE. Ellos son incapaces de lograr ser electos democráticamente en elecciones libres, por tanto está oportunidad no la dejarán ir.

No creo y hay bastantes estudios al respecto que la solución vaya a ser más Estado, por lo contrario nuestro país requiere profundas reformas liberales y abrirse al sistema de voucher en educación y salud. Dónde se subsidia a la demanda, mejorando la calidad y sean las personas y no los políticos quienes decidan. Claramente a los políticos no les va a gustar.

Con respecto al tema de pensiones, volver a un sistema de repartos sería una estupidez mayúscula y tendrá el Estado que aumentar el pilar solidario para todos los chilenos, reasignando recursos y por ningún motivo abandonar la capitalización individual. Esa es la única forma viable a largo plazo.

Por último la única forma de aumentar los sueldos de manera sostenible e inmediata es aumentar la inversión y para eso se necesita la entrada de nuevos competidores, en todas las áreas de la economía. Más supermercados, más farmacias, más empresas de alimentos, más empresas de telecomunicaciones, más bancos, e incentivar y promover las pymes. Claro para eso hay que garantizar que no quemen las empresas y tampoco hagan saqueos, sí no existe esa garantía mínima, nadie vendrá a invertir en Chile.

No se dejen utilizar por la izquierda, ellos han gobernado desde 1990 y solo ha existido un gobierno de centro derecha. No hicieron la pega y ahora quieren utilizar una vez más a los ciudadanos con fines políticos. Exclusivamente para lograr por medio del caos lo que no lograron en las urnas.

José Francisco Cuevas Vila

jose-francisco-cuevas