Un peor Chile

0
1248

Chile cambio, esa repetitiva frase, usada por toda la corporación política. Que sí bien es cierta, el cambio fue negativo, Chile empeoró y eso no lo dicen ni los políticos ni los medios. 

Las razones son múltiples, pasan desde lo económico, político y social. Y una sociedad civil completamente aturdida, idiotizada.
Estamos insertos en una sociedad de derechos sin deberes, de minorías y masas violentas, de delincuentes e intolerantes. Entonces no es raro, que se pierda la capacidad de asombro, ya que cada día, hay crímenes y robos más violentos, pero la legítima defensa y seguridad, se cambio por las garantías y los DD.HH, de quienes no cumplen con ley alguna. Con lo cuál se anulo el actuar de Carabineros.
También se ha puesto de moda sacarse la ropa y tomarse universidades y propiedad privada, escolares expertos en molotov, meter la mano a quien mejor le va, castigar el esfuerzo y el mérito, algo así como subsidiar la mediocridad. Y castigar al talentoso o eficiente.
Yo creo que nunca se tuvo un peor Congreso, con personas tan incapaces y desprolijas, es un verdadero circo. Tenemos Diputados y Senadores, que son una vergüenza y tienen una notoriedad impresionante en los medios, los cuales estan completamente en función de una ideología. Entonces invitan a estos impresentables políticos, como si fueran grandes líderes de opinión, cuando no representan a nadie.
En el plano económico, nuestro país esta más endeudado que nunca, producto del Gobierno de corte socialista de Bachelet. Lo cual sólo castiga a los más pobres de nuestro país.
Además tiene la patudez de citar a sus ex-ministros para preparar una especie boicot a la primera cuenta pública del Presidente Piñera. Como un niño que comete un error y se prepara para la réplica, están a la defensiva y se nota mucho.
Lo curioso es que los impuestos suben y suben, pero los servicios provistos por el Estado no mejoran. Siguen siendo de pésima calidad a un muy alto costo.
Claramente transitar por este camino es un error. Y se tendrá consecuencias en el corto y sobre todo largo plazo, ya no se ve a nuestro país con tanto interés como en períodos anteriores.
José Francisco Cuevas V.